fbpx

Leer a los que ya pensaron, y  reflexionar, avanzar en el pensamiento es una de mis necesidades de siempre. Donde estamos, de donde venimos y hacia donde nos dirigimos es simplemente una condición necesaria para aprender y evolucionar. Se mezclarán mis reflexiones con las de ellos.

 Envidiosas las abejas a causa de la miel que les arrebataban los hombres, fueron en busca de Zeus y le suplicaron que les diera fuerza bastante para matar con las punzadas de su aguijón a los que se acercaran a sus panales. Zeus, indignado al verlas envidiosas, las condenó a perder su dardo cuantas veces hirieran a alguno y a morir ellas mismas después.

 La envidia no es buena consejera, más bien nos puede llevar a perder lo que ya poseemos.

Minutos filosóficos
José Manuel Lechuga Gómez

Ansiedad

Nos decía Anaïs Nin que la ansiedad es el mayor asesino del amor. Que hace que nos sintamos como cuando un hombre que se ahoga

Read More »
Minutos filosóficos
José Manuel Lechuga Gómez

Regalos

Decía Dionne Warwick que llorar es un acto de limpieza. Hay una razón para las lágrimas, la felicidad y la tristeza. Mientras Alphonse de Lamartine

Read More »
Minutos filosóficos
José Manuel Lechuga Gómez

Creer

Nos decía Miguel de Unamuno que quien tiene fe en si mismo no necesita que los demás crean en él. Por otro lado Freud nos

Read More »
Minutos filosóficos
José Manuel Lechuga Gómez

La bruja

[vc_row full_width=”stretch_row” full_height=”yes” css=”.vc_custom_1436531990024{background-color: #32a363 !important;}”][vc_column][vc_column_text]Una bruja tenía como profesión vender encantamientos y fórmulas para aplacar la cólera de los dioses; no le faltaban clientes

Read More »
Minutos filosóficos
José Manuel Lechuga Gómez

Los cuatro monjes

Cuatro monjes decidieron caminar juntos en silencio durante un mes. El primer día, todo fue estupendamente pero, pasado el primer día, uno de los monjes

Read More »
Minutos filosóficos
José Manuel Lechuga Gómez

El Perro y el Reflejo

Había una vez un perro, que estaba cruzando un lago. Al hacerlo, llevaba una presa bastante grande en su boca. Mientras lo cruzaba, se vio

Read More »